sábado, 29 de junio de 2013

Las tres caras de la luna, de Sally Gardner

Título: Las tres caras de la luna
Autora: Sally Gardner
Editorial: Nube de tinta
Nº de páginas: 207
Precio: 14,95€
ISBN: 9788415594086

En Patria no se canta, en Patria todo es sombra, en Patria se premia a los delatores y desaparece sin dejar rastro cualquier enemigo. Sus habitantes viven bajo el yugo del opresivo y despiadado régimen dictatorial que controla y dirige cada uno de sus pasos, están acostumbrados a hablar entre susurros, a recelar de los vecinos, a los continuos cortes de luz, y ya ni se asustan cuando oyen el toque de queda.
En Patria, la fantasía es la única vía de escape.

Pero Standish no se rinde, sabe que más allá de las infranqueables y herméticas fronteras de su país tiene que existir otro mundo, un mundo donde la libertad y la verdad no sean solo sueños imposibles sino una maravillosa realidad.

Increíble. Ese podría ser un buen resumen de esta novela y de esta reseña, porque acabé el libro hace dos días y aún no sé qué deciros salvo: LEED ESTA NOVELA YA. Bueno, respiraré hondo y sacaré las palabras con cucharilla. Aviso, esta reseña va a ser más bien corta, pues la longitud de la novela no me permite hablar del argumento sin contaros más de lo que debo; lo único que puedo decir de ella son maravillas y para leer maravillas os leéis la novela y acabamos antes.

Las tres caras de la luna es la historia de Standish Treadwell, un muchacho de 15 años que vive en Patria, un  Estado totalitario y dictatorial en el que solo los chivatos y aliados del régimen están a salvo. En ese escenario nuestro protagonista conoce a Hector Lush, otro muchacho que sí se atreve a imaginar la libertad (y fijaos en el verbo que he utilizado...). A partir de ahí comenzará una historia que en poco más de 200 páginas nos habla de valentía, violencia, esperanza y, sobre todo, de libertad y amistad. Y hasta aquí puedo leer. ¿Qué? Si eres lo suficientemente valiente como para sumergirte entre las páginas de este libro sin saber apenas de qué va, estoy segura de que te gustará.

Sí, lo confieso, lo primero que me llamó la atención de Las tres caras de la luna fue el régimen totalitario que controlaba la Patria; de todos es sabido que llevo meses obsesionada con George Orwell y su 1984 -aunque no he leído el libro en su totalidad- y me lanzo cual víbora hambrienta sobre toda novela que hable sobre Estados dictatoriales, en las que haya injusticias y violencia de las de verdad. Pero es que, además, este libro nos describe a la perfección el escape que puede suponer la fantasía ante estos factores y el valor que requiere enfrentarse a todo ello, a una realidad que apesta, que mata sueños y aplasta risas para alcanzar algo parecido a la libertad, un país en el que haya lugar para la amistad, la vocación y las sonrisas. Júniper.

No se le permitió a nadie perderse el parestésico paréntesis de aquel histórico día en que los despiadados seres puros de la raza inhumana enviaban un hombre a la luna.

Los personajes son un punto fuerte de la novela: Standish es un joven de 15 años con un ojo de cada color, disléxico e imperfecto, demasiado humano para las personas/máquinas de matar que controlan su mundo. Él es el narrador y, por ello, la novela tiene un tinte inocente que se contrapone a la crueldad que se describe, pero también tiene esa rebeldía adolescente y la fantasía, esa imaginación a raudales que puede hacernos imaginar un planeta totalmente nuevo y feliz aunque vivamos en una situación completamente opuesta. Y, por supuesto, están esos personajes secundarios que le dan vida a la novela: Harry, abuelo de Standish; Hector, uno de los elementos más importantes del libro; todos los profesores y compañeros del colegio de Standish, etc.

La escritura es muy sencilla, con capítulos cortos que agilizan muchísimo la narración y te enganchan, hacen que no sueltes el libro y devores las 200 páginas de una sentada, porque además la narración no es completamente lineal, sino que hace algún que otro salto para que te quedes con la mosca detrás de la oreja y las páginas de la novela se transformen en una sana y maravillosa droga. Sally Gardner intercala en la narración comparaciones y metáforas de una belleza simple y discreta que en ocasiones no hacen sino remarcar lo cruel e injusto de la situación. Y, oh, vaya, tenemos una crítica que me he tomado la libertad de sacar de contexto por relación y semejanza porque las distopías, desgraciadamente, cada vez son más cercanas. Y ahí lo dejo.

No diré nada del final, porque me niego a describir lo indescriptible, por lo que aquí termina la reseña y si aún no te ha quedado claro que este es un libro que tienes que leer sí o sí es que no has leído con atención, así que vuelve al principio e inténtalo otra vez, porque este libro tiene toda la pinta de convertirse en un clásico o, por lo menos, en mi corazón quedará para siempre como tal.

Gracias a la editorial por el ejemplar.

Puntuaciones
Escritura 



Personajes



Trama



Ritmo



Final



Nota Final
10. Regalo del cielo.
¿Qué ocurriría si nos quedáramos aquí quietos sin movernos, sin hacer nada? ¿Acaso el tiempo se olvidaría de nosotros, pasaría de largo?
Que bajen el telón.
Que salgan los créditos.
Fin.

8 comentarios:

  1. Opino lo mismo que tú, me pareció algo increíble y me llegó más adentro que cualquier otro libro que haya leído nunca. Además acerca a la gente el gran problema que tiene la dislexia: y no es padecerla, sino la ignorancia de los que se creen que somos retrasados cuando igual les superamos en inteligencia...

    Sabía que te iba a encantar. Encima, ciertas cosas del final, sin mencionarlas, eran cosas que llevabas un tiempo pidiendo, verdad?

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría leerme este libro, la verdad es que tras la reseña me he quedado con las ganas...
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Empieza a parecer un pecado no haber leído aún este libro, espero ponerle remedio pronto. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Seria genial que a mi pais llegara :)
    besote

    ResponderEliminar
  5. No puedo estar más de acuerdo contigo. Las tres caras de la Luna es ya uno de mis libros favoritos, y apenas tengo palabras para describirlo.
    Tu reseña me ha puesto la piel de gallina, porque evidentemente he recordado todo lo que sentí al leerla y ay. Es genial.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Tengo que leerlo fijo, me ha encantado la reseña. Me encanta que el protagonista sea tan original y carismático :D
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  7. Leí este libro hará 2 o 3 semanas, en cuanto lo terminé, comencé a leerlo otra vez en el acto. No he hecho reseña porque no se que decir de el, me dejó sin palabras.
    Estoy completamente de acuerdo contigo en que en un futuro merece ser un clásico.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Estaremos encantados de leer todo lo que quieras decirnos de la entrada. ¿Te ha gustado? ¿Estás de acuerdo con nosotros? Cuéntanos todo lo que quieras porque solo todos juntos sabremos ver qué hay Más Allá de las Palabras.