jueves, 31 de diciembre de 2015

Los diez mejores libros leídos en 2015 (Hermochi)

¡Hola a todos! 

Un año más vuelvo a estos lares para poderos hacer un resumen de las que han sido mis mejores lecturas en este 2015. Este ha sido el año en que apenas he actualizado este blog, pero no quería perder la ocasión de comentar los libros que más he disfrutado, pues no he parado de leer. Aunque ya no esté tan activo por aquí, podéis encontrarme en El Templo de las Mil Puertas y en las distintas redes sociales. 

A lo largo de este 2015 he leído setenta libros, combinando muchos en inglés, con otros en español y muchos otros clásicos, ya que estudio Filología hispánica y he tenido la ocasión de leer unos cuantos, conocidos por todos, que todavía tenía pendientes. En esta selección no vas a encontrar más que autores españoles, y quería dejar claro que no tengo nada en contra de la literatura extranjera, pues he leído también bastantes libros de fuera, pero con la carrera y otras circunstancias he leído más autores nacionales que extranjeros este año. Aquí os dejo la lista con la esperanza de que os llevéis alguna recomendación. 

1. La Regenta, de Leopoldo Alas Clarín

La Regenta ha sido mi obsesión del 2015. Me acompañó durante el mes de agosto y fue mi entretenimiento en este mes aislado en el pueblo. Llevaba años queriendo leerlo, desde que lo estudié por primera vez, y este verano fue su momento. Es muy difícil resumir en un párrafo por qué es especial un libro tan largo, pero creo que es por sus personajes tan humanos, captados y detallados a la perfección por Clarín, por esa ambientación en una ciudad con un referente tan real, por la descripción de toda esta clase burguesa, y por un estilo como el del autor que merece el sitio que tiene en la historia de la literatura. Que no os desanime su extensión, leedlo.

2. La chica del león negro, de Alba Quintas

Creo que ha sido el libro que más ha conseguido emocionarme este año. Ya no es solo el tema que trata, el de la melancolía, la depresión, sino también el mensaje que manda, las ganas de vivir que emana; un estilo brillante, con frases para enmarcar; una ambientación y unos personajes muy visuales, necesitando muy poco; y un mensaje con el que se me quedarían las manos ensangrentadas de tanto aplaudir. Alba demuestra que no es necesario dedicar cientos de páginas y descripciones interminables para escribir una buena novela de fantasía. 

3. Todas las hadas del reino, de Laura Gallego

Laura Gallego no necesita presentación alguna; casi todos hemos leído algún libro suyo. En su última obra parte de la base de los cuentos populares, de hadas, para formar su propia historia. Yo cometí el fallo de tardar en leerlo y sabía demasiado de él antes de sumergirme en su lectura, así que no os contaré nada del argumento. Sin duda es la opción más adecuada para desconectar de todo, sumergirte en una buena historia que, si bien podría haber profundizado más en personajes, te recuerda por qué te gusta leer. 

4. La vida es sueño, de Pedro Calderón de la Barca

Me resulta difícil incorporar a esta lista una de las grandes obras de teatro de todos los tiempos. La vida es sueño es la gran obra del siglo XVII español y, aunque poca presentación necesita, tienes que saber que para mí el conflicto mayor de esta obra es la libertad. Se entretejen aquí los distintos personajes, con unas frases que esconden mucho más de lo que parece, y el pensamiento y la filosofía de toda una época. No puedo esperar a verla representada.

5. Bodas de sangre, de Federico García Lorca

Teatro de nuevo y mi primera incursión en la obra de Lorca. Había leído algunos poemas, pero no me había acercado a su teatro todavía. Si algo me ha quedado claro es que tiene un estilo único, con unos personajes muy logrados y que sabe poner en tan solo unas líneas una construcción de personajes muy real. Por no hablar de todo el lirismo que desprende el texto y la cantidad de símbolos que conforman a Lorca. Es pura poesía representada.  

6. El mar, de Patricia García-Rojo

Es el Premio Gran Angular de este 2015. El año pasado ocupaba también el sexo puesto Lobo, otra obra de la autora que había leído, y este año repite posición con otro libro muy distinto. Es una lectura muy veraniega, pero recomiendo que la leáis cuando os apetezca por el buen rollo que desprende. Patricia forma aquí una microsociedad, en unas circunstancias únicas, y sabe dotar a los personajes con tan solo unos trazos de una personalidad que brilla, y a su narrador de un carácter entrañable y positivo que hace reír. 

7. Sueños de piedra, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Sueños de piedra es una obra que trata un conflicto muy importante, pero para esto se traslada a un mundo medieval, con unos toques de fantasía y unos juegos dinásticos interesantes. Lo que me gustaría destacar de ella es la importancia que tiene el valor de la mujer, de la igualdad, por el que se pelea a través de sus páginas de una manera muy cercana y realista. Con un personaje algo gamberro y una chica que no es precisamente una princesa, se establece un juego muy humano que transmite una enseñanza vital. 

8. Prohibido leer a Lewis Carroll, de Diego Arboleda y Raúl Sagospe

Una obra muy premiada que tuve la oportunidad de leer este año, de cara al festival Celsius 232. Destacaría unos personajes muy bien trazados, que se apoyan en unas ilustraciones increíbles y que le dan al texto una comicidad y una capacidad de entretener envidiables. Además, me gusta mucho lo bien que han jugado con todas las referencias a la obra en la que se apoya, que no es otra que la más famosa de Lewis Carroll. 


9. Alianzas, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Las autoras repiten en la lista por esta obra, anterior, y que yo también leí en primer lugar. Sin duda alguna lo que más me gusta de ella son los personajes: príncipes, bardos, elfas, feéricos... El repertorio es amplio y a partir de una serie de conflictos y giros inesperados desarrollan una historia que el lector vive muy de cerca. Además, aportan al género fantástico un punto de vista muy distinto, centrándose mucho más en los personajes y sus emociones que en la propia trama.

10. Don Juan Tenorio, de José Zorrilla

Otra obra de teatro más a la lista, además de las más conocidas del siglo XIX también (se nota que estoy cursando esa asignatura este cuatrimestre, ¿no?). Me sorprendió gratamente porque había oído hablar muchísimo de ella y no fue para nada lo que esperaba. Encontré aquí una deconstrucción del personaje del don Juan, escrita de una manera espectacular y con la potencia de crear unas imágenes muy visuales. 


¡Y estas han sido las mejores lecturas de este año! Como veis, novela y teatro, juvenil, infantil y adulta. Espero que vuestro año haya estado lleno de lecturas que os hayan hecho aprender, emocionaros y descubrir autores que jamás pensasteis que pudieran llegar a gustaros.

Os deseo, una vez más, el mejor de los años, lleno de lecturas, descubrimientos, ilusiones y palabras que os animen cada día.

¡¡Feliz año 2016!!

martes, 21 de abril de 2015

Premios El Barco de Vapor y Gran Angular 2015

Esta mañana ha tenido lugar la rueda de prensa de los Premios SM 2015. Los galardonados han sido Patricia García-Rojo y Pedro Mañas. Patricia ha ganado el Premio Gran Angular con su obra El mar; Pedro El Barco de Vapor con La vida secreta de Rebecca Paradise

El Premio Gran Angular tiene una dotación de 35.000 euros y ha contado con 218 candidatos, de los que ha destacado Patricia García-Rojo. Esta autora ya fue finalista del Premio en 2013 con su obra Lobo. El camino de la venganza (que publicó SM el año pasado). Patricia es filóloga hispánica, profesora en un instituto, y hasta el momento tiene publicadas varias obras de fantasía y dos antologías de poesía.

El mar cuenta la historia de Roberto Vega, narrador y a la vez protagonista de esta obra. Este chico vive en un tejado porque un tsunami arrasó su casa hace siete años y se llevó a sus padres y su hermano; ahora se dedica a cazar tesoros y está perdidamente enamorado de Lana. El jurado ha decidido otorgar el galardón a esta obra porque es «un relato que acredita desde la primera página una voz y una mirada propias. Porque defiende la búsqueda de la felicidad en las cosas sencillas». La editorial describe la lectura así: «ágil, escrita con la cadencia de las olas, la novela sumerge al lector en una historia vitalista con el sabor del realismo mágico». El libro tiene una tirada inicial de 7.000 ejemplares.

Podéis encontrar una entrevista a Patricia García-Rojo aquí.




El Premio El Barco de Vapor tiene una dotación de 35.000 euros y ha contado con 294 candidatos, de los que ha sobresalido Pedro Mañas. Este autor estudió filología inglesa en la Universidad Autónoma de Madrid, donde obtuvo el primer premio de Narrativa breve en 2004. Hasta ahora ha publicado varias obras infantiles con Anaya y Everest, siendo traducido a más de cinco idiomas, y quedando finalista en dos ocasiones del Premio Edebé.

La vida secreta de Rebecca Paradise cuenta la historia de Úrsula, una niña de once años que habla en primera persona de su fracaso social y escolar. No le gusta ser quien es, ni su vida, por lo que para escapar de sí misma solo se le ocurre inventarse un montón de mentiras que empeoran las cosas. El jurado ha decidido premiar esta obra por ser «un relato donde la ficción está más cerca de la realidad y donde la mentira oculta un dolor que no se sabe cómo contar. Por la hondura de sus personajes, construidos con humor y sensibilidad». Pedro Mañas considera su novela una historia sobre la identidad, narrada con humor, en la que reivindica el valor terapéutico de la literatura. La tirada inicial de la novela consta de 9.500 ejemplares.

Os dejamos una entrevista a Pedro Mañas por aquí.


Desde SM han querido contarnos que la colección El Barco de Vapor se renueva, cambiando de formato, y nos han preparado este cuidado vídeo para anunciarlo.


S. M. la Reina Doña Letizia hará entrega esta tarde de los galardones en un acto que tendrá lugar en la Real Casa de Correos. Podéis seguir el encuentro en directo desde aquí. Las dos novelas estarán a la venta mañana 22 de abril, tanto en papel como en digital.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Los diez mejores libros leídos en 2014 (Hermochi)

¡Hola a todos! 

Sabemos que este año quizá no haya sido en el que más activos hemos estado, pero eso no quiere decir que hayamos dejado de leer (al menos yo no lo he hecho). Mi año 2014 ha estado lleno de lecturas muy distintas, con las que he madurado y descubierto a nuevos autores. Y, como no podía dar el año por finalizado sin hacer la lista de los diez mejores libros, que se ha convertido en tradición, aquí os dejo mis mejores lecturas de 2014, con la esperanza de que descubráis nuevos títulos y os animéis a leer otros que ya conocíais. 

1. Two Boys Kissing, de David Levithan

No podría haber otro libro encabezando la lista de este año. 2014 ha sido el año de descubrimiento absoluto de David Levithan y este se ha convertido en mi libro favorito de los suyos hasta el momento. Tiene unos personajes de los que no se olvidan, el mejor narrador que he saboreado en todo el año, un mensaje perfecto y... Levithan consigue hacer todas y cada una de sus historias absolutamente reales. Imprescindible. Necesitamos más libros así.


2. Eleanor & Park, de Rainbow Rowell

Muchos de vosotros lo leeríais en 2013, pero yo lo hice a principios de este año y me encantó. No es solo que la autora haya logrado dos voces muy diferenciadas, bastante atípicas y originales, sino que consigue ir más allá y narrar una historia que toca de lleno al lector. Creo que probablemente la relea en algún momento, porque fue un libro que me transportó por completo mientras lo leí. Mientras tanto, empezaré Fangirl. Y puede que siga escuchando las canciones que descubrí gracias a él. 


3. La isla de Bowen, de César Mallorquí

Creo que nadie podrá rebatirme que este libro es bueno. Se llevó el Premio Edebé, el Templi y después el Nacional de 2013. Y, aunque pospuse su lectura, comprobé por mí mismo lo que había hecho Mallorquí: crea una historia de aventuras, con un toque de ciencia ficción, a la vieja usanza, que nos recordará a los grandes del género, entre otras cosas, por los guiños que el autor hace. Tiene unos grandes personajes, una muy entretenida aventura y está brillantemente escrito. ¿Quién podría resistirse?


4. Los saqueadores de sueños (The Raven Boys II), de Maggie Stiefvater

Maggie es una de las autoras frecuentes en las listas de fin de año. En 2013 ya tuvimos la primera parte de esta saga y este año repite. Si La profecía del cuervo me gustó, aquí he tenido la oportunidad de conocer en profundidad a los personajes y encariñarme con ellos. Es un libro que no tiene desperdicio, pese a que se pueda hacer algo lento. Hay más magia que en la primera parte y la prosa de Stiefvater hay que saborearla por lo menos una vez en la vida, sobre todo si eres lector asiduo a la juvenil. Necesito leer el tercero.


5. The realm of possibility, de David Levithan

Por aquí vuelve a repetir mi amigo Levithan, pero no podía dejar este libro fuera de la lista. Veinte voces distintas, un mismo instituto, escrito en verso... es ya original desde la forma. Me encantó la forma de conectar los distintos poemas, con ese escenario común y, sobre todo, ver a los distintos personajes a través de los otros. Me parece un libro puramente juvenil, que recoge la esencia de lo que yo entiendo como tal. Es una de esas joyas ocultas que hay que leer.

6. Lobo. El camino de la venganza, de Patricia García-Rojo

Creo que todos estaréis de acuerdo conmigo en que la portada ya nos está pidiendo a gritos que lo leamos. Y el interior ha sabido estar a la altura de lo que se nos prometía. Es una novela de fantasía, muy original, con una idea extraordinariamente buena y unos personajes bastante redondos. La prosa, de una autora que hasta ahora era para mí desconocida, me ha gustado mucho. Pese a ello, tengo la sensación de que se quedó alguna historia por contar perdida entre los cuadros. Quién sabe, quizá la autora se atreva a volver a ese mundo.


7. El blog de Cyrano, de Rosa Huertas

Una de las grandes sorpresas del año. Tenía el libro en casa desde hacía unos cuantos meses y no me había animado hasta el momento a leerlo. Me apetecía algo breve, para desconectar, y fue justo lo que necesitaba. En esta historia encontré que se mezclaban muchas referencias a clásicos de la literatura española con una historia, sencilla, realista y cautivadora. Está muy bien escrito y me parece una de esas joyas que encuentras sin esperarlo. Creo que os gustará más si lo empezáis sin expectativas y os sorprende, como hizo conmigo.

8. Live, de Javier Ruescas

Un final de saga muy emotivo y que me sorprendió porque los personajes hicieron lo contrario de lo que pensé que harían. Javier es un autor que me gusta mucho porque hace personajes de tres dimensiones y tiene una prosa cercana que te hace involucrarte en la historia. Me he encariñado mucho de los hermanos Serafin durante estos tres libros y no puedo dejar de recomendarla. Estoy deseando ver todo lo que nos trae el 2015 de Ruescas.



9. Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe, de Benjamin Alire Sáenz

No fue el libro que esperaba que fuese. Y creo que eso fue lo mejor. Había oído hablar mucho de él antes de adentrarme en la historia y tenía mi propia ideal mental, pero la destrozó por completo. El autor me descubrió a dos personajes maravillosos que dejaron huella. A través de sus páginas se desarrolla una amistad atípica, de la mano de la fantástica prosa de este fantástico autor. Me parece una buena definición de la adolescencia.

10. Princesas al ataque, de Carlota Echevarría

Y no podía dejar sin meter aquí a Mira y a Denébola. Es una saga infantil, al contrario de las novelas que la preceden en esta lista. A lo largo de los cuatro libros no he podido más que disfrutar con las travesuras de estas dos hermanas tan especiales. Me lo he pasado muy bien leyéndolos y me he reído mucho con las ocurrencias de los personajes y las situaciones creadas en las historias. Son unos libros perfectos para hermanos y hermanas pequeños (y sí, para vosotros también). 


¡Y estas han sido las mejores lecturas de este año! Me da pena que haya habido muchos libros que se hayan quedado sin leer de mis sagas favoritas, pero no ha habido tiempo para todo y probablemente veamos la cara (portada) de muchas de ellas en el 2015. Espero que vuestro año haya estado lleno de lecturas que os hayan descubierto cosas nuevas, os hayan hecho disfrutar y crecer.

Solo me queda desearos el mejor de los años, lleno de lecturas, amigos, y palabras que llenen vuestra vida.

¡¡Feliz año 2015!!

miércoles, 10 de septiembre de 2014

The realm of possibility, de David Levithan

Título: The realm of possibility
Autor: David Levithan
Editorial: Ember
Nº de páginas: 210
ISBN: 9780375836572
Precio: 5,87 € (Book Depository)

One school. Twenty voices. 

 Endless possibilities. 

 There's the girl who is in love with Holden Caulfield. The boy who wants to be strong who falls for the girl who's convinced she needs to be weak. The girl who writes love songs for a girl she can't have. The two boys teetering on the brink of their first anniversary. And everyone in between.

Había oído hablar de The realm of possibility antes de empezar a leerlo. Me habían contado que tenía un poema sobre una chica enamorada de Holden Caulfield, y también sabía que estaba conformado por distintos poemas relacionados entre sí de alguna forma. Lo que ya descubrí al investigar un poco es que esos veinte poemas tenían un espacio común: un instituto. Entonces me imaginé lo que David Levithan podría crear con una base así y con una forma distinta a la habitual. Y decidí que tenía que leerlo.

Sin duda, lo que más nos llama la atención al hojear el libro es el formato: está dividido en cinco partes y, en cada una de ellas, hay cuatro voces distintas. Encontraremos el nombre de los cuatro personajes al principio de cada una de las partes, pero cada poema tendrá un nombre propio, que no es el nombre del personaje. Esto puede resultar confuso en un primer momento porque al tener tantas voces líricas distintas, pierdes la noción de quién es cada uno y qué relación hay entre ellos. Pero creo que no me equivoco al decir que David Levithan ha hecho esto con total intención; llega un momento en el que deja de ser importante y lo único que interesa al lector es llegar a sentir las emociones que cada uno de los personajes transmite. Es cierto que si llevas la cuenta de cómo se relacionan entre sí estos alumnos (son amigos, fueron pareja, se llevan mal...), puedes captar muchos más matices y disfrutarlo más todavía.

To get something, you must give something away.
To hold something, you must give something away.
To love something, you must give something away

Lo que más me sorprende de este autor, y sigue sorprendiéndome pese a haber leído más libros suyos, es la capacidad que tiene de transmitirte con su sencillez emociones tan intensas y universales. Levithan conoce muy bien a los adolescentes y no se limita a crear los tópicos, o los que ya están tratados hasta la saciedad en la literatura juvenil. Nos habla de personas distintas, que viven, sueñan, y aman, de mil formas únicas e inigualables. Aunque The realm of possibility se publicó hace diez años, que es poco tiempo si nos remontamos a los orígenes de la literatura, puedo ver a día de hoy que seguirá gustando dentro de treinta o cincuenta años, cuando las generaciones nuevas vayan llegando, y puedan identificarse con lo que sienten Jed, Daniel, Karen, Megan, Jill o Pete.

Podríamos decir que este libro no tiene la consistencia que tienen algunas de las otras novelas del autor, donde las tramas están narradas por un grupo más limitado de personajes y, sobre todo, son lineales y más precisas. Pero es precisamente aquí donde está la magia de la idea: partiendo de unos pequeños esbozos se nos dibuja una realidad entera, que evoca mucho más de lo que está plasmado en el texto. Ese es el reino de la posibilidad de Levithan: es capaz de conseguir que la historia abandone el papel y nos abra miles de pequeñas posibilidades en cada una de nuestras cabezas pensantes.

You think you know your possibilities.
Then other people come into your life
and suddenly there are so many more. 

Hay dos aspectos más que me gustaría destacar antes de terminar esta reseña, y son la sinceridad y el realismo de David. Si este escritor ha roto en el panorama de la juvenil es por presentar historias distintas, escritas de formas innovadoras, y que no se amedrentan ante los tabúes. Es bastante frecuente encontrar en su obra personajes homosexuales, con los que podemos ver que querer a una chica, o a un chico, es solo una diferencia de matices. Encontramos en este libro personajes muy distintos: aquellos que hacen daño, aquellos que hicieron daño y temen volver a hacerlo, aquellos que no comen, aquellos que se enamoran por primera vez, aquellos que aman en silencio... El catálogo es muy amplio, y eso es lo que convierte a este libro en realista y sincero: es natural, en absoluto forzado, y presenta a unos personajes creíbles.

Si estás cansado de las formas típicas, los giros habituales, y personajes sin encanto, déjate conquistar por estas veinte voces que nos cantan las canciones de sus almas.

Lo mejor: La sencillez en el estilo de Levithan.
Lo peor: Que sea difícil llevar la cuenta de los personajes.

* Dado que este libro no sigue ni la estructura ni la forma de una novela, la puntuación será valorando el libro en conjunto.

Nota final:


i know
he wants me
to be the one
who can break
him
but doesn't.