martes, 12 de marzo de 2013

La Sombra de la Serpiente, de Rick Riordan

Título: La Sombra de la Serpiente.
Autor: Rick Riordan.
Editorial: Montena.
Nº de páginas: 380
ISBN: 978-84-8441-890-0
Precio: 15,95€

Genial, esto va de mal en peor.
Apofis anda suelto sembrando el terror allí adonde va.
Solo nos quedan dos días... 

Y, mientras, todos nos dan la espalda. Un grupo de magos rebeldes, encabezados por Sarah Jacobi, nos han acusado a Sadie y a mí de haber provocado el caos y de que Set esté en libertad. Juran que acabarán con nosotros... De los dioses, mejor ni hablar: nadie sabe dónde se han metido, y los que quedan, como Ra, el mismísimo dios del sol, solo piensan en chupetear galletas, babear y tararear cancioncillas sin sentido... Nunca hemos estado tan solos y tan desesperados; solo nos queda una última oportunidad: capturar la sombra de Apofis. Se me olvidaba deciros que nadie hasta ahora lo ha conseguido, así que, si sale mal, no estaremos aquí para contarlo.
Tres meses después de haberlo leído ya era hora de subir esta reseña. ¡Os la debía! Ya me vale, entre los exámenes y que no sabía muy bien qué decir de la novela lo he estado posponiendo, pero es que ya era hora. ¡A ver qué sale de aquí!

La saga empezó genial con La Pirámide Roja, y El Trono de Fuego le dejó el listón muy alto a esta tercera y última entrega de la trilogía. Demasiado. Tanto que casi se me cae en la cabeza. ¿Qué quiere decir esto? Las cosas claras y el chocolate espeso: me ha decepcionado un poquito bastante. ¿Y de quién es la culpa? Del tito Riordan no, desde luego. Es mía por haberme hecho ilusiones, por haberme imaginado un final épico que ha resultado ser una cutre-ñoñería casi sin chicha. Lo único bueno de redactar una reseña tanto tiempo después de haber leído el libro en cuestión es que no te dejas llevar por la emoción del momento, porque sí, cuando terminé La Sombra de la Serpiente estaba eufórica y tenía un cacao de emociones en mi cuerpo que no podía con él. Estaba triste, feliz y decepcionada a partes iguales. Ahora la tristeza y la felicidad se han transformado en nostalgia y... la decepción sigue ahí.

No puedo decir mucho de la escritura, pues el estilo de Riordan sigue igual que en los anteriores, con mucho humor y alguna que otra frase profunda, cierta dosis de patriotismo estadounidense... en definitiva, es un estilo sencillo y fácil de seguir, ágil en las partes de acción y algo más lento en las partes de reflexión, como es lógico. Los personajes tampoco han sufrido una evolución remarcable desde El trono de fuego, aunque sí desde La Pirámide Roja (sí, bueno, fue en este libro en el que evolucionaron y luego como que se estancaron ahí) y lo que menos me ha gustado es que dejen de lado sus problemas de verdad, es decir, la lucha que tienen delante de sus narices, para centrarse en sus escarceos románticos que en cierto caso (los que hayáis leído el libro sabréis a cuál me refiero) se resuelve de una forma taaaaaaan insulsa que casi se me cuelan los ojos hacia adentro por ponerlos tanto en blanco. Que son adolescentes y tienen las hormonas por las nubes, claro que sí, lo entiendo pero, leñe, ¡tenéis una serpiente mordiéndoos el trasero, dejaos de bailecitos y luchad!

Con cada visita el grupo cambiaba. Algunos dioses desaparecían y llegaban otros nuevos, dioses de ciudades que ya no existían, dioses que habían tenido un culto durante siglos antes de ser reemplazados, dioses tan viejos que habían olvidado sus propios nombres. La mayoría de las civilizaciones dejaban atrás trozos de cerámica, monumentos o literatura. Egipto era tan antiguo que había dejado atrás un vertedero lleno de dioses.
¿Y qué digo de la trama? Bueno, más bien la no-trama, pues no aporta nada nuevo fuera del terreno romántico y se limita a atar los cabos sueltos de los anteriores. Ahora que he meditado la saga y tengo una visión general me da la sensación de que son unos libros un poco inconexos entre sí, o algo por el estilo. Quizá es porque los he leído a trompicones, pero es lo que me parece. Desde luego, Riordan podía haber dado un poco más de sí el tema de la mitología Egipcia, porque ha elegido algunos dioses para personificar que no son especialmente interesantes y se ha dejado en el tintero mitos, leyendas y deidades que hubiera sido la mar de interesante conocer y relacionar con los hermanos Kane. Un final con epicidad al nivel de Geb (juas, juas, juas).

En definitiva, es una saga que recomiendo mucho si te gustan las novelas de aventuras, el antiguo Egipto, su mitología o el Tito Riordan en general, pero si no... no esperes mucho de estas novelas, que te dejan en una nube pero en cuanto pasa un tiempo te tiran de ahí y te das de bruces contra el suelo. Estaré encantada de reencontrarme con Sadie, Carter, Isis, Horus y Apofis cuando me reclamen, y espero que en una relectura pueda encontrarle de nuevo la magia a esta saga tan original que tan agrio sabor de boca me ha dejado al final. Quizá a mi yo de diez años menos exigente y expectante le hubiera gustado más que a mí.

Lo mejor: La ambientación, y sólo por eso recomendaría esta saga ♥.
Lo peor: Es tan solo un libro para atar cabos sueltos.

Puntuaciones:
Escritura





Personajes




Trama




Portada




Ritmo





Final



Nota Final
8. Sencillamente genial.

5 comentarios:

  1. Por tu reseña cualquiera diría que en vez de un 8 le has puesto un 5-6 xDDDDDDDD

    Cuando hice mi reseña creo que le puse un puntito más... Supongo que valoraría mas lo que me había gustado la saga en general, porque es verdad que después de El Trono de Fuego éste no llega a su nivel :P


    Saludos~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, miento. Ahora que lo he mirado... también le puse un 8 xDDDD

      Eliminar
  2. lloro. porque yo adoro tio riordan XD

    ResponderEliminar
  3. Jorr, que ganas tengo de empezar esta saga... :'(

    Muy buena reseña!!!^^

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Me regalaron el libro de Rick Riordan . La Piramide roja, la estoy leyendo y me gusto mucho , pero todavia me faltan 2 libros mas para terminar la saga de Kane

    ResponderEliminar

Estaremos encantados de leer todo lo que quieras decirnos de la entrada. ¿Te ha gustado? ¿Estás de acuerdo con nosotros? Cuéntanos todo lo que quieras porque solo todos juntos sabremos ver qué hay Más Allá de las Palabras.